martes, septiembre 28, 2021
Recetas

Receta macarons francés

Ingredientes para la receta macarons francés

Ingredient

  • 6 claras de huevo
  • 1 pizca de sal
  • 400 gramos de azúcar glass
  • 250 gramos de almendras molidas
  • 1 o 2 gotas de colorante vegetal (amarillo, rojo, café y verde)
  • Relleno
  • 350 gramos de azúcar glass
  • 240 gramos de mantequilla suavizada
  • 1 cucharada de estracto de vainilla
  • 2 cucharadas de crema para batir
  • 1 cucharada de ralladura de limón amarillo
  • 1 cucharada de pistachos triturados
  • 1 cucharada de cocoa en polvo
  • 1 cucharada de mermelada de fresa

Receta macarons francés

Los macarons o macarrones son pequeñas galletas del desierto atemporales … Las modas pueden llegar y las modas pueden desaparecer, pero los macarons, los pequeños aristócratas del mundo de la pastelería, siempre estarán de moda. Si quieres saber más te dejamos un artículo acerca de los macarrons.

Receta macarons francés

Preparación

Instructions Checklist

  • Paso 1
  • Coloca las claras en un tazón de metal y agrega 1 pizca de sal. Bate con batidora eléctrica hasta formar picos firmes (punto de turrón). Añade 1 cucharada de azúcar glass y sigue batiendo. Cierne sobre las claras mitad del azúcar glass restante; bate a velocidad alta hasta que se vean bien brillosas. Cierne el resto del azúcar y bate de nuevo hasta integrar.
  • Paso 2
  • Envuelve las almendras molidas con una espátula.
  • Paso 3
  • Divide la mezcla en cuatro tazones diferentes. Incorpora 1 o 2 gotas de colorante en cada tazón para tener masas de color rosa, amarillo, verde y café. (Es recomendable empezar con una cantidad pequeña de colorante y agregar más hasta alcanzar el color deseado).
  • Paso 4
  • Forra una charola con papel para hornear. Llena una manga pastelera con una de las mezclas y forma pequeños círculos de 2 centímetros de diámetro. (Trabaja con la manga en una posición perpendicular a la charola para obtener mejores resultados). Repite el procedimiento con el resto de las mezclas, asegurándote de utilizar una manga pastelera limpia para cada una.
  • Paso 5
  • Precalienta el horno a 170 °C. Deja reposar los macarrones durante 30 minutos, mientras preparas el relleno.
  • Paso 6
  • Macarrones
  • Paso 7
  • Bate la mantequilla con una batidora eléctrica hasta acremar. Agrega el azúcar glass y sigue batiendo hasta tener una mezcla homogénea. Incorpora la vainilla y la crema, y bate de nuevo hasta tener una consistencia ligera y esponjada.
  • Paso 8
  • Divide esta crema entre cuatro tazones diferentes. Incorpora la cocoa, ralladura de limón, pistachos y mermelada de fresa en cada uno de los tazones, a fin de tener cuatro diferentes sabores. Reserva.
  • Paso 9
  • Después de que los macarrones hayan reposado 30 minutos, hornéalos en el horno precalentado durante 14 minutos. Retira del horno y deja que se enfríen en la misma charola.
  • Paso 10
  • Una vez fríos, unta el lado plano de un macarrón con su relleno correspondiente y acomoda otro macarrón del mismo color encima, como si fuera un sándwich. Sirve inmediatamente o coloca dentro un recipiente herméticamente cerrado y refrigera.
  • Paso 11
  • Relleno

Receta macarons francés

Su popularidad está sin duda ligada a la variedad de sus recetas que hacen del macaron de hoy el resultado de una larga evolución de los macarons del pasado. El nombre macaron sería de origen árabe; incluso se conoce y se consume en Siria con el nombre de louzieh (que significa almendra) porque está estrechamente asociado con la producción de esta nuez. Las primeras recetas conocidas se remontan al Renacimiento.

Macaron cruza el océano

Hay registros de que el macaron aparece en 1581 en el matrimonio del duque de Joyeuse en Ardeche. Se menciona en 1600 en las ferias y fiestas sagradas de Montmorillon. En Saint-Jean-de-Luz, se sabe que fue ofrecido al rey Luis XIV con motivo de su matrimonio con María Teresa.
Cuando el rey Luis XIV decidió residir en Versalles en 1682, sus chefs sirvieron macarons a los invitados para darles la bienvenida. Hasta entonces el macaron no se comercializaba y era una exclusividad de la realeza. Esta tradición continuó durante los siglos siguientes hasta la caída del imperio en 1789.

Hasta entonces, el macaron era una simple galleta de almendras, crujiente por fuera y suave por dentro. Fue en la década de 1830 que tuvieron la idea de armar dos macarrones y rellenarlos con gelatinas, especias o licores, y luego con diferentes sabores de nata, ganaches o mermeladas.

Continuando su recorrido a través de los siglos, el macaron, considerado uno de los símbolos de la repostería francesa, cruza el Atlántico para conquistar América y ganar una dimensión internacional. En 1993, el chef de pâtisserie François Payard ofrece este pequeño bizcocho a los clientes del restaurante “Daniel” en Nueva York. ¡Y por supuesto, es un éxito!

Back To Top